Bodas

¿Hay algo más bonito que el amor que se tienen y expresan los novios? Descubrir la vocación a la vida matrimonial, que Dios nos pida formar una familia cristiana, una pequeña iglesia doméstica, para convertirnos en testigos de la gran noticia de Jesús para todos aquellos que nos rodean…

Queremos casarnos, ¿qué hacemos?

La primera pregunta es obvia: ¿estáis seguros? Lo mejor es que os paseis con tiempo suficiente por la parroquia para hablar con el Párroco sobre vuestras inquietudes.  A veces dejamos este paso para lo último y descubrimos, con desagrado, que no hay tiempo suficiente para prepararlo todo, o que el día que finalmente habéis elegido es imposible.  Un año de antelación es tiempo suficiente. Tendréis que hacer un pequeño cursillo donde, junto a otras parejas, se os explicará el sentido del Sacramento del Matrimonio, compartiréis inquietudes, ilusiones y visiones de lo que supone el casaros.  Pero lo mejor es que podréis descubrir como preparar la ceremonia y acomodarla, junto al sacerdote, a aquello que realmente deseáis.

¿Hay que estar confirmado?

El Arzobispo estableció que en la Archidiócesis de Sevilla, para contraer matrimonio, los novios deberían estar confirmados.  Las parroquias, para atender a la demanda de adultos que quieren confirmarse, hemos creado distintos grupos de formación que duran aproximadamente un curso escolar completo. Aquellas personas que están en la catequesis de confirmación pueden pedir la dispensa (autorización) para casarse antes de recibir el Sacramento de la Confirmación con el compromiso de terminar su formación y recibirlo.

Mi novio/a no es creyente, ¿tiene que confirmarse?

Evidentemente no.  En ese caso pediríamos autorización al Arzobispo para celebrar un matrimonio entre parte creyente (que sí debe estar confirmada) y parte no creyente, o de otra religión, o de otra confesión cristiana.

Documentación necesaria

  1. Fotocopia de los DNI de los novios.
  2. Partida de Nacimiento de los novios (Antigüedad no superior a tres meses).
  3. Partida de Bautismo de los novios donde conste su confirmación (Antigüedad no superior a tres meses).

  Si deseas más información puedes venir al despacho parroquial y preguntar, estaremos encantados de atenderte.  

Bautizos

La alegría de un nacimiento en la familia se multiplica al acercar a la criatura a la Iglesia para que participe de un nuevo y definitivo nacimiento: el bautismo.

Queremos bautizar a nuestro hijo, ¿qué hacemos?

Nos alegra mucho ver que se acercan parejas para preparar ese momento durante el embarazo.  Así tenemos tiempo suficiente para hacer todos los preparativos con tranquilidad y sin sorpresas. Es necesario que sean los padres los que lo soliciten y no un familiar.  Previo al bautismo deberán hacer un cursillo breve donde se nos explica el sentido del bautismo cristiano, aquellas cosas a las que nos comprometen y el papel que juegan los padrinos en todo esto.  Es necesario que lo hagan tanto los padres como los padrinos.

¿Quiénes pueden ser los padrinos?

Para ser madrina o padrino hay cumplir algunos requisitos:

  • Debe ser católico.
  • Tener más de 16 años.
  • Haber recibido la Primera Comunión.
  • Haber hecho la Confirmación.
  • Llevar una vida congruente con la fe y la misión que va a asumir.

Sólo hace falta un padrino, o una madrina. El Derecho Canónico establece que también podrán ser un padrino y una madrina juntos, pero no dos padrinos o dos madrinas. Hemos de pensar que el papel del padrino o madrina es el de la educación y cuidado de la fe del niño.  Deben estar preparados para ello.  NO son los que van estar cuidando del pequeño como muchas veces se entiende a nivel familiar.

Si no hay padrino… ¿no se bautiza?

El párroco, en estos casos, suele asignar un padrino a la criatura y poner como testigo a algún familiar.  No es, por tanto, motivo para no bautizar.

Los padrinos viven fuera y no pueden acudir al cursillo, ¿qué hacemos?

El cursillo no es necesario que se haga en la misma parroquia, pueden hacerlo en la Iglesia más cercana a su domicilio y después aportar un certificado.

Documentación necesaria

  1. Fotocopia de los DNI de los padres.
  2. Partida de nacimiento de la criatura.
  3. Partida de bautismo de los padrinos, en ella debe constar la confirmación.
  4. Certificado del Cursillo Prebautismal, siempre y cuando no lo hagan en nuestra parroquia.

Primera Síntesis de Fe

Nuestros hijos crecen y comenzamos a pensar en su Primera Comunión.  Es un momento especial en la vida del creyente: por primera vez recibiremos a Cristo, compartiremos su mesa y podremos celebrar con el resto de la comunidad parroquial la Eucaristía.

¿Cuándo apunto a mi hijo/a a la catequesis?

El Directorio de Iniciación Cristiana fija en nuestra Archidiócesis de Sevilla que cuando la niña o el niño entre en segundo de educación primaria puede acceder a la catequesis de Despertar Religioso y continuar, durante dos años más, su formación para recibir dos sacramentos: la Reconciliación (confesión) y la Eucaristía (comunión).

Entonces, ¿cuántos años de catequesis son?

La preparación la hacemos con catequesis semanales durante tres cursos.  No se trata tanto de una formación intelectual (aprenderse oraciones, partes de la misa, cultura general cristiana…) como iniciarse en el encuentro personal con Dios.  Por eso necesitamos tanto tiempo, es un proceso complejo de apertura y crecimiento espiritual.

Si apunto a mi niño/a más tarde, ¿siguen siendo tres años?

Nos encontramos muchas veces con situaciones donde las familias nos piden incorporar a sus hijos algo más tarde, cuando entran en tercero o cuarto de primaria.  Solemos dejar que sean los niños quienes decidan si quieren o no la catequesis (algo que está muy bien) pero se nos olvida que toda decisión tiene su consecuencia. Volvemos a repetir que se trata de un proceso muy complejo, que no es sólo la adquisición de conceptos, sino de una apertura a la experiencia de Dios.  Por lo tanto, son tres años de catequesis, sea cual sea la edad o curso del niño o de la niña.

Y si tiene un hermano/a más pequeño, ¿pueden hacerla juntos?

Por supuesto que sí, siempre y cuando el de menor edad cumpla el requisito de estar en segundo de primaria. Es decir, EL HERMANO MAYOR ESPERA AL MENOR.   Si tiene más preguntas o desea aclarar su situación personal no dude en ponerse en contacto con nosotros, o bien viniendo en horario del despacho parroquial, o por correo electrónico.

Segúnda Síntesis de Fe

Para ser cristiano el primer requisito es estar bautizado.  Eso más o menos todos nosotros lo tenemos claro.  Más adelante pediremos el poder hacer nuestra Primera Comunión, pero con bastante frecuencia se nos olvida que para completar nuestra iniciación necesitamos recibir el sacramento de la Confirmación.

¿Con qué edad puedo recibir la Confirmación?

La edad mínima para recibirla son 14 años.  Por eso, dentro de ese proceso que llamamos iniciación cristiana que comenzó con el Bautismo y continuó con la Eucaristía, añadimos cuatro años más de preparación para recibir el sacramento de la Confirmación. Por desgracia es bastante frecuente que cuando los niños reciben por primera vez la Eucaristía abandonen su iniciación como cristianos.

¿Entonces puedo apuntarme más tarde?

Por supuesto, pero dependiendo de la edad adaptamos el proceso para que sea acorde a la situación personal.  Eso conlleva por nuestra parte mucho esfuerzo en cuanto a la formación de grupos y acompañamiento de los mismos.

Siendo adulto, ¿también tengo que estar 4 años?

Normalmente es suficiente con un año, pero depende de la situación personal de cada uno.  Tenemos que tener presente que se trata de fortalecer y arraigar el encuentro personal con Dios, un crecimiento espiritual, y aquí cada uno tiene su ritmo personal.  Pero de media los adultos con un año tienen suficiente.

Necesito la Confirmación antes del año para poder casarme o ser padrino/madrina de bautismo, ¿qué hago?

No te preocupes, la Iglesia como madre que es sabe muy bien que las circunstancias de cada uno de sus hijos son únicas.  En ese caso pedimos el compromiso de terminar la catequesis y recibir la Confirmación.   Si tienes más preguntas no dudes en ponerte en contacto con nosotros, bien en horario de despacho o bin por correo electrónico.

Horario de misas

Intentando que haya misa todos los días en el barrio de San Jerónimo las dos parroquias van alternando la celebración de la Eucaristía diaria y dominical.

El calendario es el siguiente:

Misa diaria (sólo en Julio):

Lunes, Miércoles y Viernes

20:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

Martes y Jueves

20:00 horas

P. San Jerónimo

Durante el mes de agosto la misa diaria se suspende.

Misa dominical:

6 julio

20:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

7 julio

12:00 horas

P. San Jerónimo

13 julio

20:00 horas

P. San Jerónimo

14 julio

12:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

20 julio

20:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

21 julio

12:00 horas

P. San Jerónimo

27 julio

20:00 horas

P. San Jerónimo

28 julio

12:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

3 agosto

20:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

4 agosto

12:00 horas

P. San Jerónimo

10 agosto

20:00 horas

P. San Jerónimo

11 agosto

12:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

17 agosto

20:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

18 agosto

12:00 horas

P. San Jerónimo

24 agosto

20:00 horas

P. San Jerónimo

25 agosto

12:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

31 agosto

20:00 horas

P. Nuestra Señora del Rosario

1 septiembre

12:00 horas

P. San Jerónimo